La madera brinda una inagotable fuente de recursos para construir escaleras, tanto de revestimiento como estructurales. Dentro de este segmento fabricamos barandas decorativas, columnas y balaustres, materiales para escalones rectos y/o compensados, descansos simples o dobles, alzadas rectas o curvas, y con zócalos ingleteados o rampantes.